miguelangellopezgalan.com | fotógrafo

Sales a la calle, es como una aventura, no sabes muy bien que hacer, divagas, errático por momentos, alguna vuelta de más, la intranquilidad te hace estar despierto, atento a lo que pasa a tu alrededor, sensible a los sucesos, los sentidos alerta. Ves una puerta abierta, detrás un camino que lleva a más caminos, no sabes cuantos ni donde te llevará cada uno y en un momento la ebullición torna en serenidad, la excitación  latente, te paras, aún con la carne de gallina, respiras,  ¿Qué opción tomarás?