miguelangellopezgalan.com | fotógrafoVas solo o acompañado, quizás de copiloto, sales de la ciudad y pasados unos kilómetros la naturaleza reclama su terreno, una hilera de árboles hacen guardía a cada lado como anunciando algo, pasas rápido pero ya sabes que algo nuevo empieza.